Coacharte

autoconocimiento

2 herramientas de autoconocimiento para enfocarte en lo IMPORTANTE

Tomar consciencia sobre ti mismo, sobre tu vida y sobre tus prioridades es, sin duda, el primer paso que debes dar en cualquier proceso de crecimiento y desarrollo, tanto a nivel personal como profesional. Para superar un obstáculo, antes hay que detectarlo. Para dejar atrás un bloqueo, antes hay que saber dónde se halla. El autoconocimiento es una parte esencial del progreso.

Sin embargo, muchas veces no basta con preguntarse a uno mismo «¿Qué necesito mejorar?» o «¿Dónde debo poner el foco?». Estas preguntas tan abiertas nublan la mente y, al final, suelen llevar a la apatía. Como no se ofrecen opciones concretas, es más complicado clarificar las ideas. Por ello, existen ciertas herramientas que te ayudan a analizar tu vida, tus capacidades y tus objetivos. De esta forma, resulta más sencillo despejar dudas y allanar el camino, de cara a pasar a la acción.

Hoy, te propongo dos de estas herramientas, que puedes utilizar por separado o incluso en un mismo proceso de reflexión y de autoconocimiento. ¿Tienes activado el piloto automático? ¿Te preguntas con frecuencia hacia dónde estás yendo pero no obtienes respuesta? ¡Este post es para ti!

Rueda de la vida

Muchas veces, ocurre que te sientes bloqueado en alguna dimensión de tu vida (o en todas), pero no eres capaz de reconocer de dónde surge ese bloqueo. En estas situaciones, viene muy bien tener una herramienta que te ayude a parar, analizar la situación y detectar qué está fallando.

Aunque el nombre pueda recordar a un concepto abstracto o a una cuestión relacionada con la astrología, la rueda de la vida no es más que un gráfico. Esta herramienta es útil para un autoconocimiento general. En ella, se plasman los diferentes ámbitos que componen tu realidad para, posteriormente, puntuar en qué estado te sientes dentro de cada uno de ellos.

Normalmente, se suelen incluir las siguientes dimensiones: Dinero, Amor, Familia, Amigos, Desarrollo Personal, Ocio, Profesión y Salud. No obstante, puedes acomodarla a tu gusto. Por ejemplo, quizá para ti el amor y la familia vayan unidas, o puede ser que el dinero no tenga tanta relevancia y quieras cambiarlo por otra dimensión.

Tras llevar a cabo tu análisis, puedes revisar las puntuaciones y extraer diversas conclusiones:

  • Áreas en las que podrías trabajar y mejorar (aquellas en las que tienes menos puntuación)
  • Dimensiones que más te enriquecen y te sostienen (aquellas en las que tienes mayor puntuación)
  • Progreso a mejor o a peor en aquellos ámbitos que más te importan o en general (si has llevado a cabo este análisis varias veces de manera diacrónica, es decir, en distintos momentos)

autoconocimiento

Como no hay resultados sin acción, te animo a que, ahora mismo, escribas en un papel cada una de las dimensiones mencionadas y las puntúes. ¿Cuáles son más débiles? ¿Qué aspecto es el que te está lastrando en ellas? ¿Cómo podrías cambiar esta situación?

Matriz DAFO

Si, al contrario que anteriormente, ya conoces donde está tu bloqueo o qué objetivo quieres abordar, llega el momento de explorar tus capacidades de cara a dicho reto. Para ello, lo mejor que puedes hacer es llevar a cabo un estudio crítico de tus cualidades y defectos, así como de los aspectos externos que influyen en tu situación.

Así, puedes utilizar la matriz DAFO. Esta herramienta, de nuevo formulada en forma de gráfico (aunque adaptable a tu manera), es utilizada en diversos ámbitos para el análisis de cuatro rasgos fundamentales: Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades.

Si nos vamos al plano personal, dos de ellas dependen de ti (debilidades y fortalezas) y las otras dos son externas, no están bajo tu control (amenazas y oportunidades). En consecuencia, es esencial destacar esta separación, ya que cada grupo tiene su función:

  • Debilidades/Fortalezas: las cualidades aquí incluidas son aquellas en las que puedes trabajar. Las debilidades pueden ser mejoradas, pero para ello es necesario reconocerlas. Por otro lado, las fortalezas son tu mayor apoyo, y es importante tomar consciencia de ellas para sacar provecho de lo que pueden llegar a aportarte.
  • Amenazas/Oportunidades: estos aspectos son externos, pero también juegan un papel fundamental. A pesar de que no dependan de ti, influirán en tu camino, por lo que es importante reconocerlos y tenerlos en cuenta. Lo óptimo sería que evitaras las amenazas (o que simplemente las aceptes y convivas con ellas) y que buscaras exprimir las oportunidades.

autoconocimiento

¿Qué aspectos pueden resultar positivos y enriquecedores en tu camino? ¿Cuáles te limitan y debes evitar? ¿Dónde debes poner el foco de mejora?

La unión lleva al autoconocimiento

Lo bueno de estas herramientas es que pueden ser combinadas en un mismo proceso de reflexión. Cuando te encuentras ante un bloqueo de cualquier tipo, puedes empezar usando la rueda de la vida para reconocer aquellos ámbitos en los que debes trabajar más. Esto te permitirá un primer contacto contigo mismo y una visión holística de cada una de las dimensiones que componen tu vida.

Posteriormente, una vez reconocidas las áreas en las que quieres trabajar, pasa a estudiar la realidad en cada una de ellas a través del empleo de la matriz DAFO. De esta forma, podrás observar en qué punto estás, reconocer las cualidades en las que más foco debes poner y descubrir aquellos aspectos que debes evitar o aprovechar.

A partir de haber llevado a cabo esta labor de autoconocimiento, ya solo queda actuar. Por si no lo sabías, la labor de un coach está directamente relacionada con trabajar en este tipo de aspectos a fondo. Si, durante tu análisis, detectas un problema que te cuesta abordar, o directamente quieres profundizar al máximo, puedes contactar conmigo para trabajar en dicho ámbito. Para ello, puedes utilizar mi correo paco@coacharte.es o escribirme un comentario en esta misma publicación.

Espero que tengas buena semana. ¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.